La dureza de La Matanza volvió a ponerse de manifiesto en el día de ayer. A un recorrido muy técnico y exigente físicamente, hubo que añadirle el frío, ya habitual en las anteriores ediciones, pero sobre todo el viento que con fuertes rachas hizo aun más complicado el pedaleo de los corredores. La organización de la prueba corrió a cargo del club Emedoce, capitaneado por el incansable Fernando Gutiérrez, que en esta ocasión tuvo que luchar lo indecible para conseguir los permisos de medio ambiente y sacar la prueba adelante. El recorrido estaba perfectamente marcado, siendo imposible perderse, con avituallamientos bien pertrechados de frutas y líquidos, entre otros manjares. En esta edición ya eran muchos los que repetían y los noveles se quedaban boquiabiertos por la experiencia, eso sí, con ganas de repetir el próximo año. El vencedor en la categoría masculina absoluta fue Santos Martín (dorsal 200), con un tiempo de 02:06:58  y en féminas Muriel Bohuet (dorsal 34), fue toda una heroína con un excelente tiempo de 02:40:14. Al final, un reponedor plato de  patatas con costillas y los comentarios con los compañeros de fatigas hicieron olvidar sufrimiento y el frío pasado. Para Racing Service ha sido un placer, un año más, ser el proveedor de los dorsales de la prueba, que más de uno ya cuelga en la pared de su habitación o garaje como recuerdo de este duro domingo 15 de enero de 2017… ¡Así es La Matanza!

matanza-2017-2

dorsal

dorsal

 

 

More...